De un siglo a dos milenios: el gráfico de barras que muestra el calentamiento global ahora cubre 2000 años

Los datos anteriores a 1850 tienen más margen de error, pero son fiables

  • Comentar
  • Imprimir
El gráfico de Ed Hawkins muestra estimaciones de la evolución de la temperatura media global en los últimos 2019 años
El gráfico de Ed Hawkins muestra estimaciones de la evolución de la temperatura media global en los últimos 2019 años

El proyecto Show your stripes, "muestra tus barras", mostraba gráficos que reflejaban la evolución de la temperatura global o por países desde 1901. Este trabajo de Ed Hawkins, profesor de Ciencias Climáticas en la Universidad de Reading, Reino Unido, se compartió en redes sociales y se explicó y se publicó en medios de comunicación de todo el mundo, inspirando prendas de ropa, portadas de revistas e instalaciones callejeras. Ahora Hawkins ha ampliado este gráfico para mostrar la evolución de las temperaturas globales de los últimos 2019 años.

Contexto. #MuestraTusBarras

En el hilo que lleva a este gráfico (y que se puede leer al final del texto), Hawkins explica que “los datos muestran una tendencia de enfriamiento lento hasta 1900 y después un calentamiento muy acusado”. En esta proyección de Hawkins, las líneas azules corresponden a años con temperatura media inferior a todo el periodo y las rojas, temperaturas superiores.

1850

2019

0

2019

Fuente: @ed_hawkins

Valverdedelcamino

1850

2019

0

2019

Fuente: @ed_hawkins

Valverdedelcamino

1850

2019

0

2019

Fuente: @ed_hawkins

Valverdedelcamino

De dónde salen los datos anteriores a 1850

Según detalla Hawkins, desde 1850 hay registros suficientes de termómetros para calcular los cambios en las temperaturas globales medias. Para años anteriores hay que recurrir a métodos indirectos. El climatólogo menciona las variaciones en los anillos de los árboles y de los corales, y los núcleos de hielo, entre otras fuentes.

“La incertidumbre de estas estimaciones es mayor que para los datos recientes de termómetros -escribe-, pero aun así proporcionan contexto realmente útil" para entender los cambios recientes. En el gráfico se muestra esta reconstrucción para los años 1 a 2000, mientras que para los últimos 19 se usan mediciones de termómetros.

Francisco Javier Sierro, catedrático y director del grupo de Geociencias Oceánicas de la Universidad de Salamanca, explica a Verne que estos datos se van actualizando cada año y son valiosos, siempre teniendo en cuenta el mayor margen de error que en el caso de los obtenidos de termómetros. “Los más fiables son los que se obtienen del hielo en Groenlandia y en la Antártida”, gracias a las burbujas de aire que quedan atrapadas y que proporcionan información de hasta hace 800.000 años.

Jorge Olcina, responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, añade que estas mediciones además se comparan “con las series térmicas o pluviométricas que existen de forma regular en todo el mundo desarrollado desde 1850. Y con ese test de validación, con datos actuales, se realiza la transposición hacia el pasado”. Otra fuente que da información y ayuda a confirmar los resultados son los documentos escritos en cada época: crónicas, memoriales, rogativas civiles o eclesiásticas. No hay mediciones concretas, pero sí puede haber, por ejemplo, información sobre cosechas.

Eso sí, esta información tiene sus sesgos, aunque se intentan compensar a la hora de calcular sus resultados: “Hay más medidas en el hemisferio norte que en el sur y para algunas zonas del planeta apenas hay datos”, explica Sierro.

Un calentamiento más intenso

Sierro afirma que el calentamiento actual es el más pronunciado de los últimos milenios, tal y como se puede apreciar en el gráfico de Hawkins. El profesor de la Universidad de Salamanca se remonta a hace 10.000 años, cuando terminó la Edad de Hielo: “Desde entonces la temperatura es estable, con cambios pequeños de menos de un grado”.

Olcina, de la Universidad de Alicante, recuerda que “el clima de la Tierra es, por naturaleza, cambiante” y además estos cambios “afectan de modo diferente a cada zona climática terrestre”. La particularidad del calentamiento actual es que “está siendo forzado por la acción del ser humano. Los gases de efecto invernadero procedentes de las emisiones humanas (quema de combustibles fósiles) están alterando el balance energético de la Tierra de forma no natural”.

Hawkins explica algo similar en su hilo, cuando apunta que los cambios anteriores se deben a razones que no tienen que ver con la actividad humana: “Cambios en la posición de los continentes, la actividad solar, el número de erupciones volcánicas y la órbita de la tierra han influido en el clima del planeta”, a lo que Sierro añade la influencia de la circulación de los océanos. El británico escribe que “ninguna de esas razones puede explicar el calentamiento medido desde 1850”, que se debe principalmente a las emisiones de dióxido de carbono.

¿Pero qué pasó antes de 1850? UN HILO.

El clima de la Tierra ha cambiado antes por razones que no tienen que ver con la actividad humana. Cambios en la posición de los continentes, la actividad solar, el número de erupciones volcánicas y la órbita de la Tierra han influido en el clima del planeta. Los científicos del clima estudian estas razones.

Sabemos que ninguna de esas razones pueden explicar el calentamiento medido desde 1850. También sabemos que un incremento en los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera calentará el planeta, como hemos observado. Son nuestras emisiones de dióxido de carbono las que dominan la tendencia reciente de calentamiento.

Tenemos observaciones suficientes de temperatura medida con termómetros para estimar los cambios en la temperatura global media desde alrededor de 1850. Podríamos llevar eso a 1780 (es un trabajo que se está haciendo actualmente), pero eso es lo máximo que podemos llevar con suficientes datos fiables.

Pero también tenemos otras interesantes formas indirectas de medir temperaturas pasadas, usando árboles, núcleo de sedimento y hielos, corales y otras criaturas marinas, estalactitas, etcétera. Estos datos nos ayudan a calcular las temperaturas globales de los últimos 2000 años.

Sí, la incertidumbre en estas estimaciones es mayor que para los datos recientes de termómetros, pero aun así proporcionan contexto realmente útil para los cambios recientes. Los datos muestran una tendencia al enfriamiento hasta alrededor de 1900 y luego un calentamiento muy acusado, consistente con nuestras medidas de termómetros.

Así que ahora podemos obtener las barras de calentamiento hasta el año 1 d. C., usando reconstrucciones de la temperatura global de los datos indirectos, usando PAGES2k, con los últimos 19 años con estimaciones basadas en datos de termómetros.

#Contexto.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne