Libros de autoras latinoamericanas para el maratón Guadalupe-Reinas, recomendados por 11 escritores

El reto es leer 10 títulos en 26 días

  • Comentar
  • Imprimir

El periodo de días festivos conocido como el maratón Guadalupe-Reyes se suele usar como pretexto para excederse en comida y bebidas. Pero el reto Guadalupe-Reinas propone dejar los malos hábitos e invita a devorar libros. El colectivo de lectura Libros B4 Tipos realiza su tercer reto de lectura que inicia este 12 de diciembre y culmina el 6 de enero de 2020.

“La idea es cambiar el clásico y poco saludable maratón Guadalupe-Reyes por un reto de lectura que visibilice a las escritoras que han quedado fuera del canon literario”, explica a Verne Ati Díaz Berman, responsable de comunicación de Libros B4 Tipos. Este grupo propone una serie de cánones para leer 10 libros en 26 días. “Aunque lo importante es que se unan al reto con uno o dos títulos, pero que se atrevan a leer algo que normalmente no leerían”, dice Díaz Berman.

En Verne preguntamos a varios escritores cuáles son sus recomendaciones para este reto, aprovechando que acaba de pasar la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. En negritas hemos escrito el nombre de quien recomienda.

Yásnaya Elena Aguilar (México). Malintzin. Una mujer indígena en la Conquista de México (Ediciones Era) de Camilla Townsend, “es historia pero se lee como una novela”, dice la poeta mixe. La obra de Townsend rechaza todos los mitos favorables y hostiles sobre Malinche para recuperar la dignidad del personaje. Vendida como esclava desde niña, después fue entregada a los españoles como sirvienta y concubina. Acabó actuando también como intérprete y fue una pieza fundamental durante la conquista de México. El libro muestra una visión novedosa sobre los grandes temas de la colonización, la resistencia, la adaptación, el género y el poder.

Arelis Uribe (Chile). Space Invaders (Graywolf Press), de Nona Fernández. “Una novela que habla de la dictadura militar chilena que recientemente ha sido recomendada por Patti Smith.

Wilmer Urrelo (Bolivia). Bajo el oscuro sol (Ed. Plural), de Yolanda Bedregal. “Se anticipó en 1971 a todo lo que iba pasar en la literatura boliviana. Frases cortas con aliento fantástico”, dice el escritor.

Raquel González-Franco (México). La integrante de Libros B4 Tipos nos da una recomendación con temática lésbica. Desayuno en Júpiter (Plataforma), de Andrea Tomé. “Una novela juvenil que enlaza la historia de vida de una escritora con la de dos chicas que se conocen trabajando con ella”, dice.

Alberto Chimal (México). La memoria donde ardía (Páginas de espuma), de Socorro Venegas. “Una colección de cuentos sutiles y a la vez durísimos acerca de la vida de las mujeres”, dice. También recomienda El huésped y otros relatos siniestros (Fondo de Cultura Económica) de Amparo Dávila. “Una gran colección ilustrada de narraciones de terror, de lo misterioso y lo imposible”, añade y suelta un tercer libro: Agua de Lourdes (Argonáutica), de Karen Villeda, “Un gran ensayo sobre la vida de las mujeres en México y la lluvia contra la discriminación y la desigualdad que aún persiste en contra de ellas”, dice.

María Fernanda Ampuero (Ecuador). Quiltras (Tránsito), de la chilena Arelis Uribe, publicada en España por Editorial Tránsito. “Es un regalo doble por dar a conocer un libro de cuentos de una gran autora y a una editorial de mujeres”, señala.

Ana Clavel (México). La autora de Ciudad de México recomienda Fuego 20 (Era) de Ana García Bergua. “Es una novela de plenitud literaria que propone una trama audaz para hablarnos del incendio de la Cineteca Nacional en los años 80”, dice. “Su protagonista, Nina, sitúa en la posición del cuerpo como terreno de descubrimiento y goce de una sociedad mexicana que se abría a la modernidad y a los derechos incipientes de las mujeres”.

Ave Barrera (México). Recomienda los Cuentos Completos (Fondo de Cultura Económica), de Inés Arredondo. “En ellos encontré el precedente que necesitaba para entender mi propia propuesta como escritora, la madre que tanto tiempo anduve buscando”, comenta.

Felipe Restrepo (Colombia). Ella nos sugiere leer La Perra (Random House), de Pilar Quintana. “Es una de las mejores novelas de Colombia de los últimos 10 años. Narra un mundo rural con una gran precisión en los diálogos, de los personajes y una intensidad en el lenguaje”, recomienda.

Brenda Navarro (México). La escritora sugiere La reinita pop no ha muerto (Ed. Publishing), de Criseida Santos. “Es hilarante”, dice Navarro. “Controversial, divertida y aguda con el tema de las fronteras y la violencia en el norte del país sin caer en los estereotipos. Es una novela inteligente y no puedes dejar de leerla una vez que empiezas”.

Navarro también recomienda Flor de siete pétalos (Ediciones Del Espejo Somos), una compilación de poesía de siete mujeres indígenas que escriben en su idioma y en español. “Es preciosa”, dice Navarro.

También menciona Trizas de Laura Ramos Zamorano, un libro objeto que juega con la escritura y sus sombras, con la caligrafía, el recorte y la transparencia de lo que se decide no mostrar y sin embargo se trasluce. Un relato fragmentado sobre qué significa ser mujer. Un diario roto que en su destrucción e intento de reconstrucción, cuestiona al acto mismo de escribir y de publicar.

Julio Patán (México). Cartucho (Ed. Era), de de Nellie Campobello. “Es la representación de la literatura femenina de la Revolución mexicana. Un libro extraordinario de estampas de su infancia cuando le tocó la entrada de las fuerzas villistas a su ciudad”, dice. De Brasil, Patán sugiere La hora de la estrella (Siruela), de Clarice Lispector. “Destaca la historia de una mujer que se desplaza de la periferia brasileña a la ciudad. Tiene una potencia única y una narrativa brillante”, dice Patán.

Sigue a Verne México en Facebook, Twitter e Instagram y no te pierdas tu ración diaria de maravillas de Internet.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne