'La Vida Moderna' no baja la persiana: el programa continúa a pesar de perder la apuesta contra el EGM

Tras varios días anunciando que lo dejaban, Broncano, Quequé e Ignatius confirman que no se marchan

  • Comentar
  • Imprimir

En el programa del pasado viernes, 29 de noviembre, los tres presentadores de La Vida Moderna escribieron una carta de dimisión (a mano y con garabatos) y se pasearon por la Cadena Ser despidiéndose de sus compañeros. Durante la semana siguiente, David Broncano, Quequé e Ignatius Farray continuaron alimentando la idea de que dejaban la emisora. Sin embargo, en el programa de este lunes 9 de diciembre han confirmado que continúan. La Vida Moderna no cierra. Los presentadores han dicho que la amenaza de dejar el programa se trataba de una "broma".

"Han pasado unos días y la realidad es que aquí estamos. Había que decir lo hemos dejado, pero por la broma. Es que no había nada más. Cuando dijimos que lo dejábamos si bajábamos de audiencia, no había plan b. Como todo lo que hemos hecho en la vida", ha dicho Broncano en el programa de este lunes.

Los tres presentadores de La Vida Moderna comenzaron a hablar del posible final del programa el 27 de junio. Entonces conocieron los resultados de la segunda ola del Estudio General de Medios (EGM) de 2019, que dio a La Vida Moderna su mínimo histórico de audiencia hasta la fecha: 69.000 oyentes diarios. El EGM es el estudio de referencia de las audiencias en radio en España: mide la cantidad de oyentes que tiene cada programa de la radio convencional. El programa se emite de 4.00 a 4.30 horas de la madrugada. "Propongo, para la temporada que viene, plantearnos como único objetivo subir en el EGM. Pero en plan a muerte. Si en el siguiente EGM no hemos subido, presentamos nuestra dimisión", dijo Broncano en aquel programa.

La cifra de oyentes de radio no refleja los resultados de YouTube ni de podcast a través de la web y la app de la Cadena Ser. El canal del programa cuenta con 436.000 suscriptores y cada uno de los programas ronda las 250.000 visualizaciones. Incluso los capítulos de la semana pasada, compuestos de grabaciones pasadas, superan las 150.000 reproducciones. En 2018, el programa recibió el premio Ondas a Mejor Programa de Radio.

A pesar de los buenos resultados de YouTube, los conductores del programa convirtieron el tema de la audiencia –y la amenaza de abandonar si no la levantaban, o la dejaban a cero– en un comentario recurrente. Lo decían más a menudo cuanto más se acercaba la fecha del siguiente resultado del EGM: el 27 de noviembre. "Es posible que esta sea la última semana de programa", explicaba Broncano en el programa del día 25 de noviembre. "Este miércoles sale el EGM, si bajamos de 69.000 y es más de cero, el programa se acaba", continuaba.

El miércoles 27 de noviembre, el EGM dio peor resultado a La Vida Moderna que en el estudio anterior: 51.000 oyentes.

"Dijimos [en junio] que si bajábamos de 69.000 oyentes dejaríamos el programa y cometeríamos un seppuku [suicidio japonés por honor] cómico", explicaron los tres presentadores al inicio del programa del 27 de noviembre, tras conocer los resultados. "Si los oyentes no nos quieren, nosotros nos vamos".

En los programas del 2 al 5 de diciembre, solo grabaron compromisos publicitarios, que combinaron con fragmentos de programas anteriores. En YouTube, después de la publicidad daban paso a imágenes variadas, como documentales de animales o una rueda de prensa de Manuela Carmena.

En el programa de este lunes han justificado su continuidad en las ondas aludiendo a lo que llaman "cláusula transistor". En el programa del 27 de junio, cuando introdujeron la idea de dejar el programa si bajaban en el EGM, el humorista canario dijo que "si conseguimos que El Transistor [el programa nocturno de deportes de Onda Cero] baje, también nos salvamos nosotros".

En la frase siguiente hace referencia a otra emisora: "Vale tanto que bajemos nosotros como que baje la Cope". Los programas de Onda Cero y de la Cope que coinciden con La Vida Moderna, la reposición de El Transistor y Poniendo las calles, también han perdido oyentes. En el programa de este lunes, los presentadores de La Vida Moderna han asegurado que no se acordaban de que Ignatius había hecho este comentario: "La gente lo rescató para salvarnos", ha dicho el cómico canario

Puedes ver a Ignatius Farray hablando de las excepciones por las cuales no tendría que dejar el programa a partir del minuto 29

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne