Palindrotiras, las viñetas que se leen del derecho y del revés

Estas tiras cómicas de Jose Pablo García están formadas solo por palíndromos, frases que pueden leerse también de derecha a izquierda

  • Comentar
  • Imprimir
palindromos
Pedro Sánchez en el cierre de campaña en Barcelona, el 8 de noviembre.

El malagueño José Pablo García conoció los palíndromos –palabras y frases que se leen igual del derecho y del revés, como los números capicúa– cuando era muy joven. "Recuerdo que el primero que leí fue en El Loro, un cuadernillo de humor de la revista Blanco y Negro [publicado en los 80]", cuenta por teléfono a Verne. Le atrapó. "Voy por épocas, hay veces que estoy un poco parado y veces que voy por la calle, e incluso cuando leo libros o veo la tele, y voy buscando palabras que me sirvan", cuentan. De aquella afición surgieron las Palindrotiras, tiras cómicas que pueden leerse tanto al derecho como al revés. Siempre con un pie en la actualidad:

García es ilustrador de profesión –ha adaptado al cómic Soldados de Salamina o La Guerra Civil Española, de Javier Cercas y Paul Preston, respectivamente– y dibujaba sus primeras palindotiras. Ahora se vale de fotomontajes: "Al dibujarlas tardaba mucho en hacerlas y era más complicado estar pegado a la actualidad", cuenta. "Además, con fotomontajes me funcionan mejor".

La cuenta de Twitter de Palindrotiras lleva desde 2014 publicando tiras cómicas palindrómicas, aunque sus viñetas con palíndromos empezaron incluso antes. "Hace unos 10 años dibujé unas viñetas utilizando palíndromos escritos por otras personas, y una página web –La Croqueta– me pidió hacer una colección", cuenta el autor.

Aunque la mayoría de publicaciones de Palindrotiras son obra de García, el autor también publica en ocasiones –o retuitea– creaciones de sus seguidores. "Hay más gente que hace palíndromos y nos seguimos mutuamente", cuenta. García cita como miembro de esa comunidad de aficionados a los palíndromos al músico Víctor Carbajo, autor de de la antología 212.212 palíndromos españoles, con 109.587 palíndromos escritos por él durante 29 años y 102.625 de otros autores. Puedes descargarla gratis en su web

Palindrosónico, un disco de palíndromos cantados 

García, además de escribir palíndromos, los canta: en mayo de este año publicó en la plataforma Bandcamp Palindrosónico, un disco de palíndromos. Las canciones son muy breves –de unos 30 segundos, aproximadamente– y en ellas se escucha la misma composición dos veces: primero al derecho y, después, con el audio invertido. Aunque en la segunda repetición el audio esté al revés, a efectos vocales, suena igual:

Este disco surgió como colaboración con radio M21, la emisora pública madrileña que José Luis Martínez Almeida cerró el pasado diciembre. "Blanca Lacasa me propuso que hablara de palíndromos en su programa La Flaneadora, y como no son por sí mismos algo muy atractivo para la radio, se me ocurrió cantarlos", cuenta. "Pensé en hacer tres para el programa y acabé haciendo cerca de 30". 

Cómo se crea un palíndromo

Buscar una palabra palindrómica no es fácil, pero seguro que dedicándole unos minutos se te ocurren unas cuantas: Ana, ojo, radar, aérea... Sin embargo, crear un palíndromo con varias palabras es mucho más complicado, y crear una frase, más todavía. "La palindromía es aventura, una epopeya intelectual", contaba el escritor y periodista argentino Juan Filloy en Karcino, un libro dedicado íntegramente a los palíndromos. El reto que supone ha hecho que muchos escritores célebres lo intenten, como Cortázar, autor de algunos de los más populares en lengua castellana. Como por ejemplo:

  • Atar a la rata
  • Salta Lenin el atlas
  • Amigo, no gima
  • Átale, demoníaco Caín, o me delata

Y, ¿cómo estrujarse la cabeza para crear uno propio? José Pablo García cuenta cuál es su método: "El origen es siempre alguna palabra que encuentro por ahí –leyendo, paseando, viendo la tele...– que me sirva como núcleo", explica. "Empiezo por el centro y lo hago crecer por los lados". No es necesario que todas las palabras sean palíndromos sueltos, sino que todas juntas formen un espejo: que las letras más a la izquierda (las primeras) sean las mismas, y en el mismo orden, que las de más a la derecha (las últimas).

Para buscar estas palabras, García cuenta que utiliza GoodRAE, un diccionario interactivo que permite búsquedas inversas (es decir, en vez de buscar el significado de una palabra, busca todas las definiciones en las que aparezca esa palabra) y por terminaciones (para buscar palabras por las letras que terminan en vez de por las que empiezan). Si quieres inspirarte para hacer tus propios palíndromos, aquí puedes leer uno de Víctor Carbajo –el autor de la antología de palíndromos que hemos citado antes– compuesto por más de 22.000 palabras (62 páginas). El tuyo no tiene por qué ser tan largo.

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne