“Nos están empujando a trincheras en las que no queremos estar": el monólogo de Buenafuente sobre Cataluña

“Todos hablan para sus convencidos con el único afán de aumentar la brecha que nos separa”, contó el cómico catalán, que vive en Madrid

  • Comentar
  • Imprimir
monologo buenafuente
Andreu Buenafuente, durante su monólogo este 14 de octubre en Late Motiv

Andreu Buenafuente no contó chistes durante los últimos dos minutos de su monólogo de Late motiv, su programa en el canal #0. En la emisión de este lunes por la noche habló del tema que había marcado la actualidad de la jornada: la sentencia del caso del procés, con penas de cárcel de entre 9 y 13 años para Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat, y otros líderes del movimiento independentista. Puedes leer la transcripción completa del monólogo en la parte inferior de este artículo.

El programa compartió el fragmento en redes: se ha compartido casi 10.000 veces en Twitter y otras 9.000 veces en Facebook en 10 horas desde su publicación, sumando unas 850.000 reproducciones.

Buenafuente, que se definió como un cómico catalán que vive en Madrid, habló de la polarización acerca de este tema y afirmó que en la política actual “todos hablan para sus convencidos con el único afán de aumentar la brecha que nos separa”, en lugar de para solucionar problemas.

El humorista y presentador se remitió a 2012, cuando no se trató “con franqueza” la posibilidad de celebrar un referéndum en Cataluña, y pasó a enumerar algunos de los errores que se han cometido desde entonces, incluyendo la represión de “una votación simbólica” y la instrumentalización “de forma partidista del Parlament”.

El monólogo de Andreu Buenafuente

Esta es la transcripción completa del monólogo de Andreu Buenafuente en Late Motiv:

Esta es una opinión estrictamente personal mía. Yo siento que hoy, este día, ha vuelto a ser un día oscuro para este país. Me parece que es oscuro. Creo que estamos ante el fracaso de la política. La política entendida como un servicio público que debe atender todas las sensibilidades. Todas son respetables, todas. Yo pienso en la política en mayúsculas y no la que parece que se está llevando ahora, donde todos hablan para sus convencidos con el único afán de aumentar la brecha que nos separa. A mí no me gusta, no sé qué pensáis. Yo veo más odio que diálogo.

Y todo esto empezó hace tiempo porque parece que nadie quiere recordar el fondo de la cuestión, uno de los fondos. Porque vende más el incendio actual, todo lo que estamos viviendo, que aquel bosque sucio y descuidado del que se partió.

No sé si os acordáis, en plena crisis, por cierto -que algunos dicen que ha terminado, yo no lo veo. Creo que no se supo encauzar el sentimiento de cientos de miles de catalanes que en 2012 pedían un referéndum. No se puso el asunto con franqueza encima de la mesa del Estado español, de lo que somos todos, y todo el mundo comenzó a cometer errores por todas partes: se saltaron leyes, se reprimió con crudeza una votación simbólica, se instrumentalizó de forma partidista el Parlament de Cataluña, de todos, se encarceló preventivamente durante dos años (dos años, ¿eh?), se abrió un juicio… Todo se bloqueó. Y los jueces sustituyeron a los políticos. Y ahí andamos, en un bloqueo muy grande. Andamos en la desconfianza, en el miedo.

Yo creo que somos una sociedad peor que en 2012 porque no importa la ideología con la que comulgues, sencillamente importa solucionar los problemas. Yo respeto todas las ideologías. Todas. Y dirás, ¿todas? Todas. Algunas… Pero hay que respetarlas. Somos peores, creo, porque no sabemos solucionar nuestros problemas.

Yo, mira, soy un modesto cómico catalán que está en Madrid muy agradecido. Hoy he hablado con un montón de gente preocupada y la mayoría no eran independentistas. Creo que es gente preocupada porque los políticos, con su inacción y sus errores, nos están empujando a trincheras en las que no queremos estar.

Ya que estás aquí...

Penas de 9 a 13 años para Junqueras y los otros líderes del procés por sedición y malversación.

… Explora las 493 páginas del fallo del Supremo usando los filtros de temas y procesados de este especial de Valverdedelcamino.

Historia de un engaño: los hechos probados de la sentencia del procés. El Supremo concluye que los condenados idearon una maniobra de presión al Estado.

El secesionismo se echa a la calle tras la histórica condena del Supremo: reacciones políticas y ciudadanas a la sentencia.

Hasta que desaparezca o se produzca: crónica de Manuel Jcabois sobre la jornada de protestas

* También puedes seguirnos en Instagram y Flipboard. ¡No te pierdas lo mejor de Verne!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

O conéctate con:

Lo más visto en Verne